He aprendido con los niños

Es curioso. cuando empezó a llamarme la educación infantil creí que iba a enseñar. Pronto descubrí que primero tenía que aprender. Tanto en Monitor de Tiempo Libre como en Animación sociocultural se hace mucho hincapié en las actividades que una persona puede realizar. En Animación sociocultural se dan pequeñas lecciones para aprender a solucionar diversos problemas.  Pero donde se aprende de verdad es con la práctica.

Cuando vas a trabajar con niños necesitas utilizar todas tus capacidades. Debes ser alegre, los niños lo notan todo, en seguida van a saber si estas enferma, triste, enfadada, etc.

Cosas que me han pasado y como las he solucionado:

  • Una vez estaba jugando con una niña cuando otro niño más mayor pero niño aún se acerco a nosotras. Aprovechando que la profesora estaba fuera del aula, se bajo los pantalones. Inmediatamente le dije que por favor se los subiera y a partir de hay le ignore totalmente mientras jugaba con la otra niña hasta que lo hizo.

Este tipo de comportamiento fue una clara búsqueda de atención, al ignorar el comportamiento esté no produce el efecto deseado y desaparece. Este comportamiento no se volvió a repetir.

  • Un día jugaba con las niñas más pequeñas, los niños estaban jugando con la plastilina charlando entre ellos y de golpe dos estaban peleándose en el suelo, dándose patadas y puñetazos. Me metí en el medio y los separé. Ambos estuvieron castigados un buen rato.

En este caso el castigo fue para ambos igual pues no vi quien comenzó la pelea. Antes de castigarlos les recordé que pelearse estaba prohibido. Aunque volvieron a pelearse, no fue tan grave.

  • Otra vez un niño quería jugar con el balón, jugué con él un rato con el balón a ras de suelo. Pero empezó a portarse mal y le quite el balón. En consecuencia cogió un cacho de plastilina hizo una bola y se puso a jugar como si fuera un balón. Cuando se la intente quitar para castigarle lanzo la pelota y me golpeo en un ojo. Mi reacción fue un pequeño grito y un castigo que ahora me doy cuenta fue excesivo.

En esta ocasión más que el niño aprendí yo. Había aprendido que un castigo no se puede quitar, porque pierdes credibilidad, por lo que no lo hice. Sin embargo es algo que no volveré ha realizar. Ya que he aprendido a controlar este tipo de reacción.

Por fin Animadora

Hace una semana más o menos termine las prácticas del Ciclo de Grado Superior Técnico en Animación Sociocultural. Eso me ha hecho recordar por que lo hice, cuando decidí dedicarme a la animación como medio de vida.
Hace unos años mis padres me decían: “Haz el curso de monitor de tiempo libre, se te dan bien los niños.” Así que con la idea de trabajar en los veranos lo hice. Tras tres semanas de Julio en Bembibre con los profesores de +alquite telematicas y con compañeros increíbles el curso termino. Aún quedamos varias veces posteriormente.

Como quería tener el titulo para el verano decidí hacer las prácticas en una ludoteca de Ponferrada durante el curso 2011-2012. Tras rellenar los papeles llegue a la ludoteca, los niños eran (y son) increíbles. Con tan solo jugar con ellos un rato te mostraban un afecto increíble. Si por lo que fuera yo no podía ir un día (exámenes del bachiller nocturno) cuando me veían al día siguiente siempre me decían lo mucho que me echaban de menos.

Recuerdo momentos jugando a pillarnos con “El cocodrilo y la Isla”, o jugando con las muñecas, o dibujando corazones para San Valentin, la visita de la Ponferradina… Pero hay algo que no necesito recordar y son los dibujos que me daban, pues los tengo todos guardados.

El último día de mis prácticas hicimos una pequeña fiesta con bebida y comida, en esa fiesta conseguí mi mayor tesoro una mesa llena de dedicatorias hecha por los niños.

Es culpa de está experiencia que tan buena sensación grabo en mi interior que quise dedicarme a los niños siempre.

babfb-imgp9670

Firmas de los niños