El campamento de Ramadí

Era de día y el sol calentaba con fuerza sobre la barcaza. Sentados repasamos los vídeos grabados en el interior del campamento. Barba Negra señalaba como miembros de su campamento a todos los chicos fuertes y a las niñas más sanas.  El plan era sencillo entrar y sacar a los niños evitando muertes. Decidimos esperar al anochecer para comenzar el ataque. Desde la barcaza observaba a Jahu bañándose en el río, el chico era mono y el agua resbalando por su pecho hizo que me metiera yo también. No recuerdo la conversación exacta se que hablamos sobre los metahumanos y que me dio su opinión. Pero solo recuerdo su presencia a centímetros, de mí seguida de una visión que me hizo perder la conciencia y me ahogue. Reviví en la orilla del río en los brazos de Bass, ahora le debo la vida.

Llegada la noche, una avanzadilla entro en el campamento y comenzamos a sacar a los niños, una tarea fácil, o eso pensamos. Entramos en una de las cabañas con tres chicas, bajo las camas ocultas en cajas guardaban fusiles que cogieron para pelear. Aún con mi habilidad me resulto difícil reducir a las niñas sin hacerles daño. Pero entonces el Guardián hizo su trabajo y por primera vez su magia no solo funcionó sino que estaba siendo controlada. Con paso firme se adentro en la cabaña y agarro a la niña mayor. Como un padre que reprende a sus hijos la tumbo en sus rodillas y le dio unos azotes.  Lo sorprendente fue el abrazo posterior -Soy tu padre- dijo. El efecto fue inmediato las armas cayeron y el hechizo que las había convertido en niñas soldado desapareció trayendo un río de sentimientos y lagrimas. Con ese convencimiento en la seguridad de los niños deje a Bass protegiendo a los menores en dirección al helicóptero mientras yo me iba a asegurar de que la colaboradora no hubiese avisado a nadie.

La cabaña estaba rodeada por nuestra gente, al entrar la aparte de los sistemas de comunicación y con un gesto Jahu se encargo de ella. Con todo bajo control y el mayor riesgo eliminado hice la señal convenida. Maldita la hora. Desde la barcaza situada en el río comenzaron a llover balas. Rápidamente corrimos escapando de la masacre. Pobres niños, si no hay enemigo no hay a quien disparar. Por suerte gran parte del campamento había sido vaciado ya y los niños se alejaban gracias a los jeeps del propio campamento.

800px-Military_of_Montenegro_training3_gazelleLlegamos al helicóptero donde un grupo de niños armados hasta los dientes amenazaban a Bass que hablaba con Ramadí. De repente las armas cayeron al suelo y los niños desorientados se marcharon alejándose del fuego amigo. Nos subimos al helicóptero escapando de aquel fracaso, Bass pilotando con Ramadí de acompañante, Jahu y yo detrás. El amargor fluia por mis venas al pensar el los niños que esta noche habían muerto por nuestra culpa, mí culpa. De camino al campamento Ramadí nos contó su visión, como la ONG salvaba a los niños y los ayudaba buscándoles una vida mejor. Como su novia se había ido a China por que podía curar y el se había quedado pues solo valía para la guerra. El tiempo pasado en el campamento y la foto de su novia frente a un hospital chino habían logrado convencerlo de las ventajas de la ONG. Decía que no quería hacer el daño ha nadie sin embargo esa noche no dudo ni un segundo en utilizar sus habilidades con unos pobres niños.

Al posarse el helicóptero sobre el poblado el chico cogió su arma y marcho seguido por Bass. Yo fui recibida por Oyana quien inmediatamente pregunto por lo sucedido. Tras el resumen correspondiente me pregunto sobre Ndevu Nyeusi. Quería saber si estaba muerto, si lo había matado, era claro pero quería que fuese directa. ¿Quieres que lo mate? pero como bruja de la aldea no podía decirlo con claridad aún así el  mensaje estaba claro. Con la escusa que necesitaba después de verle disparar contra el campamento calme mi ira y la guarde en mi interior, cogí una canoa y fui en busca de la barcaza con intención de interceptar su camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s