Pablo y Pink

Pablo camina hacia su moto, una Harley Davidson WLC, autentica reliquia del ejército canadiense. La camiseta deja entrever la fuerza de sus brazos, sus pasos a un hombre cansado que lucha por sobrevivir.

WLC1

Harley Davidson WLC

Procedente de la esquina se oye un grito de mujer. Pablo salé de sus cavilaciones para buscar el motivo de ese grito. Al girar la cabeza ve un hombre con pasamontañas y una navaja en la mano, frente a él una chica joven rubia vestida de rosa. El ladrón amenaza a la chica asustada se mantiene pegada a su bolso.

Pablo preocupado por la situación y las posibles consecuencias (la muerte de la chica) decide intervenir, con calma y midiendo las distancias se acerca. -Disculpe, debería dejar tranquila a la chavala.- Dice con un lenguaje anticuado. El ladrón le mira distraído y antes de poder reaccionar recibe un rodillazo en su entrepierna. La chica se frota la rodilla y dirigiéndose a Pablo dice -Gracias, si quieres te invito a una copa, por cierto soy Pink-

Sentado en la barra Pablo responde con monosílabos las preguntas que la chica le pregunta, intenta escuchar sus palabras, pero sus frases de agradecimiento le suenan falsas. Cualquiera hubiera echo lo mismo en mi lugar, piensa él. Sin embargo la conversación se anima cuando comienzan ha hablar de motos. Finalmente Pink y su Vespa rosa pasaran a formar parte del club local.

vespa-lx-50-2t-08

Vespa LX 50

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s