Sin testigos, sin problemas

Esta semana jugamos la que es la tercera partida de Guardia de Sombras. De momento la cosa va bien. He dejado la madre Rusia para hacer misiones internacionales. Primero Lumbumbashi, luego Kansas y ahora… Nos encontramos en una pequeña población de Tazania. Stampede esta descansando mientras yo registro mentalmente lo sucedido.

Tras lo sucedido en Kansas subimos al avión rumbo Tanzania haciendo escala en Caracas. Allí el resto de pasajeros bajaron del avión. Tres compatriotas embarcaron en el avión entre ellos el comandante Vedenyer,  mi jefe de operaciones, un hombrecillo escualido de sonrisa constante y un hombre tan grande que tuvo que agacharse para poder entrar en el avión. A la señal de mi comandante entre en la cocina, el único sitio privado donde podíamos hablar de mi misión. Fuera, mis compañeros, intuyó, sometían a Stampede a un pequeño interrogatorio.

Fue ya cerca del final del viaje cuando un ruido proveniente de la cola del avión nos puso en alerta. Abrí la puerta, tres hombres armados entraron en estampida hacia la cabina de pilotaje, pude parar al primero pero las turbulencias impidieron que hiciese lo mismo con los otros dos. Mi comandante disparo a uno de ellos errando el tiro, empezamos a caer en picado. Retorcí el brazo de otro clavandole su propio machete en el pecho. Lo recupere para lanzárselo a un segundo, se clavo en la espalda. Los pilotos estaban muertos y aún quedaban dos más. Uno en la cabina de pilotaje el otro se acercaba desde la cocina. Ambos murieron. Stampede también neutralizo el ataque, he de preguntarle que pasó.

Gracias a su pericia como piloto Bass consiguió aterrizar el avión en un río. Rescate al comandante y Stampede salvo a Rafiki, aunque no se como acabó desnudo en medio del río. Tras una colina se atisbaba un foco de luz en la oscuridad de la noche. Me acerque con cuidado era un poblado pequeño con casas de adobe. Llame a la puerta de una de las casas, pero mi presencia no era bien recibida y nadie abrió.

Un ruido de motor me alertó, decidí volver para avisar. Dos mercenarios de Aasgard me cortaban el paso, me lance contra ellos evitando las balas y desnuque a uno con su propia arma. Los disparos en mi espalda confirmaban mis temores, iban a matar a todos. Aproveche el arma para interrogar al segundo hombre que asustado canto sin problemas. “Sin testigos sin problemas” esa fue la escusa para masacrar a la población y la frase que provocó su muerte.

La preocupación por mi comandante y por Stampede era alta pero los gritos en el poblado me hicieron retroceder, había que detener la matanza. Rodeé el pueblo en busca de la ametralladora que arrasaba la población con su fuego de supresión, apunte a la cabeza de los dos soldados. Muertos, la matanza término. Ahora dispongo de un rifle con suficiente munición y un machete panga, un arma típica de la zona.

Ya finalizadas las partidas de iniciación tenemos todos los aspectos del personaje:
Aspecto principal: Ejecutora de la Rodina
Complicación: No confió en vosotros no confío en mis recuerdos
Aspectos de partida: La Valquiria de Lubumbashi, No necesito herirte, pero podría, Sin testigos, sin problemas
Yelena Karkarov: +Silvia Vicente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s