He aprendido con los niños

Es curioso. cuando empezó a llamarme la educación infantil creí que iba a enseñar. Pronto descubrí que primero tenía que aprender. Tanto en Monitor de Tiempo Libre como en Animación sociocultural se hace mucho hincapié en las actividades que una persona puede realizar. En Animación sociocultural se dan pequeñas lecciones para aprender a solucionar diversos problemas.  Pero donde se aprende de verdad es con la práctica.

Cuando vas a trabajar con niños necesitas utilizar todas tus capacidades. Debes ser alegre, los niños lo notan todo, en seguida van a saber si estas enferma, triste, enfadada, etc.

Cosas que me han pasado y como las he solucionado:

  • Una vez estaba jugando con una niña cuando otro niño más mayor pero niño aún se acerco a nosotras. Aprovechando que la profesora estaba fuera del aula, se bajo los pantalones. Inmediatamente le dije que por favor se los subiera y a partir de hay le ignore totalmente mientras jugaba con la otra niña hasta que lo hizo.

Este tipo de comportamiento fue una clara búsqueda de atención, al ignorar el comportamiento esté no produce el efecto deseado y desaparece. Este comportamiento no se volvió a repetir.

  • Un día jugaba con las niñas más pequeñas, los niños estaban jugando con la plastilina charlando entre ellos y de golpe dos estaban peleándose en el suelo, dándose patadas y puñetazos. Me metí en el medio y los separé. Ambos estuvieron castigados un buen rato.

En este caso el castigo fue para ambos igual pues no vi quien comenzó la pelea. Antes de castigarlos les recordé que pelearse estaba prohibido. Aunque volvieron a pelearse, no fue tan grave.

  • Otra vez un niño quería jugar con el balón, jugué con él un rato con el balón a ras de suelo. Pero empezó a portarse mal y le quite el balón. En consecuencia cogió un cacho de plastilina hizo una bola y se puso a jugar como si fuera un balón. Cuando se la intente quitar para castigarle lanzo la pelota y me golpeo en un ojo. Mi reacción fue un pequeño grito y un castigo que ahora me doy cuenta fue excesivo.

En esta ocasión más que el niño aprendí yo. Había aprendido que un castigo no se puede quitar, porque pierdes credibilidad, por lo que no lo hice. Sin embargo es algo que no volveré ha realizar. Ya que he aprendido a controlar este tipo de reacción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s