El desafío de los 30 días: día 20

¿Recuerdas aquel momento en que se lió pardisima en una partida?¿Qué paso?

Pues sí me acuerdo. Fue una partida extraña basada en una Anime que había visto Cifuentes con un oso parlante que todas las palabras que decía terminaban en oso, kuma en japones. Ya desde el principio la temática no me gustaba. Llevar a una adolescente asiática con poderes me llamaba entre poco y menos, 
Sin embargo la idea de poder jugar un rato a rol hizo que pasase todo eso por alto. Intente con todas mis fuerzas hacer un personaje que me apeteciese llevar, no lo logre. Comenzamos a jugar la partida, aún no recuerdo que pintábamos en el instituto de noche. Solo recuerdo que apareció el oso. Ese animal cuya forma de hablar me ponía de los nervios.  
Entonces surge una especie de sueño y obtengo mis poderes. EL PODER DE LA LUNA. En ese momento miré al master con cara de no puedo más. había basado la creación de mi personaje al completo en el poder del fuego, él lo sabía y me lo cambia. Mi cerebro en ese momento entro en crisis y decidió que no podía seguir. 
Ha este hecho le acompaño una larga discusión con el master. El convencido de que me había dado unos poderes la mar de chulos, mientras yo le explicaba que ni siquiera entendía que podía hacer. Que lo único que entendía es que la luna es tranquila, serena y mi personaje era la personalidad contraría. El cabreo fue tan monumental que no se volvió a jugar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s